Síguenos por e-mail

jueves, 23 de febrero de 2017

Por qué no regresar "nunca jamás" JW

De tod@s es conocida la novela "Peter y Wendy" del escritor J. M. Barrie. 


Cuenta la historia que en el país de "Nunca Jamás" (Neverland) habitaban unos entrañables personajes conocidos como los “niños perdidos”, quienes eran una cuadrilla de pequeños y traviesos niños que vivían en una cueva secreta. Los "niños perdidos", o bien eran huérfanos, o bien habían sido abandonados por sus padres a muy temprana edad, y por eso fueron recogidos por Peter Pan y Campanilla.
Interesante el hecho de que los "niños perdidos" no crecían mientras estuvieran en "Nunca Jamás". Vivían anclados a la infancia, y dedicaban su existencia a jugar y protegerse del capitán Garfio…


Los que habitamos o hemos habitado el “paraíso espiritual” de JW.ORG, nos asemejamos a los “niños perdidos” de "Nunca Jamás". ¿En qué sentido? Por ejemplo, fuimos supuestamente huérfanos o abandonados en "sentido espiritual" y la Organización de los Testigos de Jehová nos "acogió". Además, siendo testigos no crecemos personalmente ya que dependemos intelectual y emocionalmente de la "madre" Organización. Por otro lado, nuestra única razón para existir fue la de ser felices sirviendo a Jehová y protegernos de Satanás el diablo...

Los "niños perdidos" de "Nunca Jamás" vivían en una tierra paradisíaca y parecían felices… pero realmente no lo eran, pues estaban solos y Garfio los perseguía.
Los testigos de Jehová creen ser felices en su paraíso espiritual imaginario, pero en realidad no lo son pues están aislados y viven bajo la constante amenaza de Satanás el Diablo.


Además, los testigos cuentan con 2 enemigos condicionales:

Jehová Dios, cuando pierden su aprobación.
La Organización, cuando les juzga, expulsa y condena al ostracismo.

Visto lo visto, podemos decir que la situación de los "siervos de Jehová" es incluso peor que la de los “niños perdidos” ya que, ni reciben la protección de Peter Pan y Campanilla, ni mucho menos la de Dios y sus ángeles (no hay garantía).

¿Cuál era la única forma que tenían los “niños perdidos” de crecer y ser realmente felices? Saliendo de "Nunca Jamás". Asimismo, los testigos de Jehová tienen que salir de JW.ORG para crecer como personas y ser realmente felices…

Si lo hacen, es muy probable que decidan no regresar nunca jamás a JW.ORG...

Publicar un comentario