Síguenos por e-mail

sábado, 6 de mayo de 2017

Asamblea 2017 y abuso infantil (JWsurvey.org)

Asamblea 2017 de la Watchtower: Los niños deben vestir modestamente para evitar el asalto sexual

     Posted on May 5, 2017

Cualquiera que en la actualidad escriba las palabras "Testigos de Jehová" en Google, enseguida verá que muchos de los resultados de la búsqueda se relacionan con algún tipo de abuso infantil, ya sea una indemnización importante de la Watchtower a un superviviente de abuso, una noticia sobre nuevas acusaciones a la Watchtower, encubrimiento en este área, o los devastadores resultados de la Real Comisión Australiana en las respuestas institucionales al abuso infantil.

Este creciente escándalo, que más recientemente ha recibido nueva atención mediática en una conferencia interdisciplinaria de abogados, periodistas, activistas y agentes de la ley, organizada por la organización Reveal News, es tristemente el tema por el que se define la religión de la Watchtower.


Por lo tanto, no es ninguna sorpresa ver que la Asamblea Regional de 2017 tiene en su programa del sábado un discurso titulado "Proteja a sus hijos de lo malo", posiblemente como respuesta a este creciente escándalo. El discurso se presenta a modo de consejo para los padres sobre cómo proteger a sus hijos de posibles abusos.

Como todos los demás discursos de la asamblea de 2017, el bosquejo de este discurso se ha filtrado en línea y se puede ver aquí en la página web AvoidJW.org, que alberga una extensa biblioteca de documentos de la Watchtower y artículos que analizan las noticias y enseñanzas de la Watchtower.

Aquí en JW Survey hemos estado analizando los bosquejos, y mientras que en general parece que los discursos no serán tan polémicos como en la infame asamblea de 2016 (apodada por este sitio web como La peor Asamblea hasta la Fecha) este discurso sobre el abuso de niños se nos presenta como extremadamente problemático, tanto por lo que contiene como por lo que no contiene.

No pidiéndolo

El discurso comienza con consejo básico pero esencialmente razonable para los padres. Reconoce que a menudo un abusador será alguien que el niño conoce y confía, cita ciertos comportamientos que vigilar y que podrían activar las alarmas, y analiza posibles situaciones en las que un niño puede estar en riesgo de abuso. A continuación, anima a los padres a hablar con sus hijos sobre sexo abiertamente y con franqueza, y a un grado adecuado a la edad.

Sin embargo, a continuación el bosquejo establece lo siguiente (cursiva es mía);

"Los padres se preguntan; ¿He entrenado a mis hijos con respecto a lo que son muestras apropiadas de afecto, la importancia de usar ropa modesta y la necesidad de que otros respeten su privacidad?.


Esencialmente, este bosquejo aconseja a los niños "vestir modestamente" para evitar la agresión sexual. Y al hacerlo, este discurso está haciendo una serie de desafortunadas asunciones.

En primer lugar, la asunción es que los niños que Watchtower podría considerar vestidos "inmodestamente" pueden tener un grado de responsabilidad por su propio asalto, al provocar a su atacante con una atuendo seductor. Tal actitud es tristemente también muy común cuando se trata de la cuestión de la violación;

-Bueno, ¿viste lo que llevaba puesto? Siendo honestos, ella lo estaba pidiendo.

El simple hecho es que nadie nunca está pidiendo ser asaltado sexualmente, no importa lo que esté llevando. Tal actitud equivale a culpar a las víctimas, y puede hacer que los supervivientes, que a menudo luchan con sentimientos de culpa después de su calvario, se sientan aún peor. También sirve para dar a los depredadores sexuales un sentido de justificación e, inadvertidamente, disminuye su culpabilidad que de otra manera caería sobre ellos como una pesada losa.

Ahora bien, bastante espantoso es que los supervivientes adultos de agresión sexual y violación puedan ser tratados de esta manera, pero extender esta mentalidad culpable de víctima a niños es reprensible. También tiene el desafortunado efecto secundario de tratar a los niños como seres sexuales, que pueden ser seductores y atractivos si están vestidos con un cierto estilo, lo que claramente no es una actitud saludable a promover, incluso sin darse cuenta.

Flagrante por omisión

Sin embargo, este bosquejo del discurso no sólo es reprensible por lo que contiene. También es reprensible por lo que no contiene.

- En ninguna parte de este discurso se les instruye a los padres para que se pongan en contacto con la policía si su hijo hace una acusación de abuso.

- En ninguna parte de este discurso se instruye a los ancianos para que se pongan en contacto con la policía y cooperen plenamente con la investigación legal si se les informa de una acusación de abuso.

- En ninguna parte de este discurso está la audiencia informada de las políticas reales de la Watchtower en el manejo de las acusaciones de abuso sexual infantil.

- En ninguna parte de este discurso se asegura a los niños que los ancianos les ayudarán e informarán a la policía en su nombre si secretamente se les confía a dichos ancianos que están siendo abusados.

- En ninguna parte de este discurso se admite que los ancianos requieran que dos testigos oculares de un incidente de abuso infantil tomen cualquier acción congregacional.

- En ninguna parte de este discurso se admite que los ancianos puedan ser conscientes de los depredadores sexuales en la congregación, pero que no se les pueda advertir a los miembros de la congregación a menos que la Sucursal apruebe específicamente ese paso.

- En ninguna parte de este discurso se encuentra una admisión de las fallas significativas y sistemáticas encontradas en la política de la Watchtower durante el Estudio del Caso 29 y 54 de la Real Comisión Australiana.

- En ninguna parte de este discurso se ofrece ayuda psicológica profesional o asesoramiento como un recurso efectivo para supervivientes de abuso.

- En ninguna parte de este discurso se presenta una disculpa a ninguno de los miles de supervivientes de anteriores abusos que han sido perjudicados por dichas fallas.

- En ninguna parte de este discurso se informa a los supervivientes de abuso de JW de algún programa de compensación disponible para ellos si sienten que Watchtower ha sido negligente en el manejo de sus acusaciones de abuso.

Watchtower aún no se entera

Esencialmente, vemos aquí un discurso que, en el lado positivo, contiene un pequeño grado de información útil para los padres en el asunto básico de ser conscientes de los posibles "signos de peligro".

Sin embargo, este discurso también difunde una horrible mentalidad de culpabilizar a la víctima y promueve una "cultura de modestia" que en realidad tiene el efecto secundario de sexualizar a los niños pequeños e, inadvertidamente, disminuir la culpa de los abusadores.

Además, todo el discurso se basa en centrar este asunto principalmente en el ámbito de los padres y la familia, y se queda muy lejos de cualquier proceso o responsabilidad que Watchtower pudiera tener una vez que los ancianos son informados de una acusación.

Y por último, ni una sola vez el discurso habla de lo que ocurre después de que un abuso se ha cometido y la congregación tiene que tratar tanto con el superviviente del abuso como con el depredador sexual. Esta omisión es flagrante por su ausencia.

En resumen, si este discurso sirve como indicador, Watchtower no tiene intención de responder a la progresiva tormenta de escándalos de ningún modo ni manera efectiva. A medida que aumentan los costos legales y la marca de la Watchtower se vuelve cada vez más tóxica para el público en general, uno debe preguntarse cuán grave llegará a ser el daño para cuando el Cuerpo Gobernante de la Watchtower entienda que su anticuado enfoque al asunto del abuso infantil no tiene cabida en el siglo XXI .


Publicar un comentario