Síguenos por e-mail

miércoles, 3 de mayo de 2017

Un Evento Revelador (JWsurvey.org)

Un Evento Revelador: Conferencia en Londres destaca abuso infantil entre los Testigos de Jehová
He asistido a muchas convenciones y asambleas de los Testigos de Jehová a lo largo de los años y, sin excepción, el tiempo siempre pareció pasar muy lentamente; incluso cuando más adoctrinado estuve, contaba las horas y minutos hasta que la aparentemente interminable tanda de charlas y demostraciones terminaba misericordiosamente. Por el contrario, un evento de un día completo relacionado con JW.ORG, que recientemente ha sido acogido en Londres por Reveal (del Centro de Periodismo de Investigación) pareció haberse terminado en muy poco tiempo. De hecho, otros asistentes ex testigos de Jehová y yo nos preguntábamos cuándo podríamos esperar la siguiente vez. Entonces, ¿cuál fue la diferencia?

No hubo sermones fastidiosos en esta ocasión: ni llamamientos santurrones para que la audiencia se sacrificara más en el servicio a Jehová, ni graves advertencias del inminente fin de la civilización tal como la conocemos.

En cambio, las más de 60 personas que acudieron el 26 de abril, fueron agasajados con una serie de presentaciones realmente atractivas de ponentes y entrevistados que aportaron sus conocimientos y experiencia en la búsqueda de una pregunta central: ¿Cómo pueden los abogados, periodistas, sobrevivientes, activistas y legisladores juntos tratar el abuso desenfrenado de niños entre los Testigos de Jehová?

El tema de la conferencia sonó como una urgente nota de bienvenida: Llevar el abuso a la luz, una convocatoria para abordar la crisis de seguridad infantil de los Testigos de Jehová. No hubo lugar para la ambigüedad; no hay necesidad de perder el tiempo discutiendo si hay una crisis de seguridad infantil. Se presentaría una abundancia de testimonios de abogados y supervivientes que harían que todos los que hasta entonces fueran ignorantes o indecisos estuvieran al día.

La sesión de la mañana

El abogado Irwin Zalkin dio las primeras directrices después de haber puesto su trabajo legal en espera para volar a Londres. Zalkin es tan carismático en persona como su reputación sugiere (es sin duda el más prolífico artífice de las demandas de abuso sexual infantil contra la Watchtower, habiendo archivado más de 20 en los Estados Unidos).

La presentación de Zalkin fue prolongada, pero nadie se percató de que él había desmantelado la apología de Monica Applewhite en su testimonio de 2015 en la Australian Royal Commission.

Por ejemplo, Applewhite había sugerido que la Watchtower, al igual que muchas organizaciones, había sido cogida por sorpresa por la relativamente reciente concienciación pública en cuanto al abuso sexual infantil institucional. Zalkin destripó este argumento mostrando una serie de escaneos de las publicaciones de la Watchtower que databan de 1981 (prehistóricas en el contexto del abuso infantil) mostrando que los Testigos de Jehová comprendían la escala y la gravedad del abuso sexual infantil mucho antes que la mayoría de otras instituciones. Así que no había, argumentó brillantemente, ninguna excusa para que la Watchtower se descuidara durante varias décadas.

Después de su presentación, se le preguntó a Zalkin sobre el caso de José López en el que la Watchtower había sido abofeteada con una sentencia por defecto de sólo 13,5 millones de dólares por haber sido parcialmente anulada por la corte de apelaciones. Zalkin explicó que los jueces de apelación tienden a mostrar más indulgencia y deferencia a las instituciones religiosas, por lo que la parte de la sentencia que castigaba a la Watchtower por no haber presentado al miembro más antiguo del Cuerpo Gobernante (Gerrit Lösch) había sido recurrida.

En la apelación, se había determinado que Zalkin no había sido lo suficientemente persuasivo al defender que Lösch fuera llamado a explicar las políticas de la Watchtower. Zalkin dijo a la conferencia Reveal que, habiendo aprendido de esta experiencia, se aseguraría de que el Cuerpo Gobernante sería citado como acusado tanto colectiva como personalmente en una futura demanda, lo que significa que se verían obligados a responder por sus políticas dañinas.

La perspectiva de que el Cuerpo Gobernante fuera inminentemente demandado causó un audible revuelo en la sala, especialmente entre aquellos que son ex testigos como yo. (¡Me sentí tan exaltado en aquel momento que casi salté de mi asiento!)

Durante el almuerzo, le dije a Zalkin que aquella revelación (de que el Cuerpo Gobernante sería considerado personalmente responsable) había sido el punto culminante de las presentaciones de la mañana. Zalkin me confirmó que el Cuerpo Gobernante sería definitivamente demandado, pero que su equipo legal necesitaría una considerable planificación para evitar todas las posibles objeciones. Recuerdo haber pensado que no querría estar en la piel del Cuerpo Gobernante cuando los documentos de la corte se hicieran manifiestos. Zalkin se ha convertido en la mayor espina en la organización en los últimos años (una observación también hecha por Trey Bundy durante la conferencia) precisamente debido a su formidable persistencia y experiencia.

Quizás la parte más emotiva de la conferencia fue el testimonio personal de tres sobrevivientes de abuso infantil: Debbie McDaniel, Candace Conti y Nick French.



Debbie McDaniel, autor de Out With Consequences, habló de su abuso en las manos de Ronald Lawrence, quien escapó de la justicia gracias a que sus crímenes fueron encubiertos por los ancianos de Debbie (incluido su propio padre) el tiempo suficiente para que prescribiera. En el caso judicial en el que los intentos del fiscal de distrito de procesar a Lawrence fueron frustrados, los padres de Debbie se pusieron del lado de su abusador en una muestra de solidaridad, lo cual destaca perfectamente lo fácil que es que la humanidad y los instintos paternos se inhiban cuando el adoctrinamiento está involucrado.

Candace Conti contó la historia de su larga batalla para llevar a la Watchtower a la justicia después de su abuso a manos de Jonathan Kendrick, un hombre al que se le permitió cultivar una amistad con ella cuando era niña, a pesar de que los ancianos eran conscientes de su historial de abuso de menores. La victoria de Candace contra la Watchtower en 2012 marco el pistoletazo de salida para una avalancha de casos en los años subsiguientes, pues otros supervivientes se animaron a dar un paso adelante.

Nick French reveló la angustiosa historia de sus cinco años de abuso durante su adolescencia por parte de su padrastro TJ. Desde entonces Nick ha visto a su abusador ser enviado a prisión, pero la manera como su calvario fue ignorado y encubierto por los ancianos le ha dejado cicatrices duraderas. (El vídeo en el que Nick cuenta su historia se puede ver aquí.)

A continuación hubo una presentación de Richard Fewkes, Coordinador Nacional de la Operación Hidrante (la investigación policial del Reino Unido sobre las denuncias de abuso sexual "no reciente"). Le correspondió a Fewkes dar una noticia demoledora (que fue aún más asombrosa debido al testimonio previo de los supervivientes) sobre que la Investigación Independiente sobre el Abuso Sexual Infantil (IICSA) -la versión británica de la Comisión Real Australiana- por ahora NO planea celebrar una audiencia pública para los Testigos de Jehová, a pesar de haber programado audiencias para otras instituciones religiosas como la Iglesia Católica Romana y la Iglesia de Inglaterra.

En la sesión de preguntas y respuestas después de la presentación de Fewkes, le pregunté si esta decisión podría ser revisada. También quería saber qué estaba impidiendo que Operación Hidrante se apoderara de registros relacionados con los abusadores de niños de la sede de la Watchtower en el Reino Unido. Fewkes explicó que la decisión de no celebrar una audiencia pública para los testigos de Jehová no había sido tomada por él o sus colegas, por lo que no pudo dar ninguna explicación comprometida. Fewkes también indicó que para la confiscación de los registros se requeriría de una orden de registro del Servicio de la Fiscalía de la Corona que provenga de una denuncia penal. En otras palabras, si alguien con conocimiento específico de la base de datos alertara a las autoridades, sus manos estarían atadas.

A continuación, siguió un panel presidido por la abogada Kathleen Hallisey, de abogados que, al igual que ella, han tenido cierto éxito en la acción legal contra la Watchtower. El panel estaba formado por James Counsell, QC, Lisa Flynn (un socio de Shine Lawyers que había viajado desde Australia para la conferencia) e Irwin Zalkin. El punto culminante de este panel fue la revelación hecha por el buen orador James Counsell, QC, quien relató algunas de las circunstancias que rodearon el caso de la Corte Suprema contra la Watchtower, en la cual él fue el abogado del demandante.

Counsell contó cómo el primer día de los procedimientos los ancianos de los Testigos de Jehová y los siervos ministeriales habían llenado la sala de la corte hasta el punto de que la víctima y su abogado estaban rodeados por todos los lados por representantes de la Watchtower, en una muestra verdaderamente intimidante de fuerza.

Cuando el juez entró en la sala del tribunal e inspeccionó la escena, se enojó visiblemente y ordenó que los asientos se reorganizaran con urgencia para darle cierto alivio a la víctima. Counsell dijo que, a partir de este momento, el caso fue "una fácil singladura", porque había una evidencia visible de lo poco que la Watchtower se preocupaba por el trauma experimentado por las víctimas de abuso sexual infantil.

La sesión de la tarde

La sesión de la mañana terminó con los asistentes dirigiéndose a un suntuoso buffet de almuerzo, que fue un hervidero de conversaciones sobre lo que se acababa de ver y escuchar. Me intrigaba saber si la sesión de la tarde podría mantener el mismo ímpetu.


Aunque la sesión de la tarde incluyó sobre todo presentaciones de periodistas (como Guillem Sánchez de El Periódico) y cineastas (los productores de Spotlight), la información fue igualmente fascinante y ayudó a enmarcar el tema en términos de qué medidas prácticas se pueden tomar para aumentar la concienciación.

Para empezar, se reunió a un panel de ex ancianos con experiencia directa en lidiar con el abuso sexual infantil. Trey Bundy interrogó a John Viney (padre de Karen Morgan), Patrick Haeck y Roger Bentley sobre sus experiencias como representantes de la Watchtower. Cada uno tenía historias preocupantes que contar, lo cual presentó un cuadro de líderes espirituales totalmente deshabitados para lidiar con el abuso sexual de niños.


A continuación siguió una presentación de los productores de Spotlight, Blye Faust y Nicole Rocklin, quienes explicaron el proceso de recrear la historia de la investigación del Boston Globe sobre el abuso generalizado en la archidiócesis católica de Boston en el 2002. Comentaron la enorme carga que tuvieron al asegurarse de que la película hiciera justicia a la historia por el bien de los sobrevivientes. Fue alentador contemplar que, tal vez algún día, la grave negligencia de la Watchtower y su fracaso en proteger a los niños también pudiera captar la atención de Hollywood.

 El panel principal fue una conversación entre Trey Bundy (conocido por los lectores de JWsurvey como un periodista especializado en cubrir los casos de abuso infantil de JW) y Mike Rezendes (un reportero de investigación que fue retratado por Mark Ruffalo en Spotlight).

Conozco a Trey Bundy, he tenido numerosas conversaciones de Skype con él durante los últimos tres años y puedo dar fe de su sinceridad y tenacidad. Y por eso me pareció muy conmovedor verlo hombro con hombro con un hombre que también había mostrado una gran integridad Y la persistencia en "llevar el abuso a la luz" más de una década antes.

A propósito, sería desconsiderado si no explicara brevemente la suerte que tenemos nosotros los que estamos en el movimiento de los ex testigos de Jehová que, no solo tenemos periodistas que se ocupan de exponer la negligencia de la Watchtower con el maltrato infantil, sino que además los tenemos del calibre de Trey Bundy.

Algo que decir sobre Reveal

Durante el panel de Bundy y Rezendes, un periodista de un importante periódico nacional del Reino Unido preguntó a Rezendes sobre el tiempo y los recursos que él y sus colegas habían asignado para continuar su investigación de la iglesia católica (una investigación que continuó durante muchos meses a un costo estimado de $ 1 millón por año). El periodista comentó que, esencialmente, ya no hay equipos dedicados a las noticias de investigación en el Reino Unido que se les da más de "dos o tres días" máximo para reunir una historia periodística. Rezendes respondió que describía ese enfoque como un "periodismo impulsivo", agregando que los problemas complejos a menudo requieren mucho tiempo para hacer la investigación necesaria.
Esta fue una poderosa observación, ya que durante el curso de mi propio activismo a menudo me ha impactado lo poco que los periodistas parecen entender completamente lo que está sucediendo con los Testigos de Jehová. Parece ser que la falta de equipos dedicados a las noticias de investigación está favoreciendo en gran medida a la Watchtower, por lo que estoy más agradecido que nunca a Reveal de que Trey Bundy esté en el caso.

Trey me lo había dicho un par de días antes, que si no fuera por la insistencia de su director general, Joaquín Alvarado, es poco probable que hubiera podido dedicar tanto tiempo a la Watchtower. (Estoy seguro al escribir esto, ya que también lo mencionó en el evento.)

Aquellos que, como yo, anhelan que la Watchtower se haga responsable por el fracaso de la organización en proteger a los niños, deberían sentir una gran deuda de gratitud, no sólo con Trey, sino también con las personas que le pagan. Tú puedes tener toda la pasión del mundo para exponer el abuso (y sin duda Trey la tiene) pero, con facturas a pagar, todavía necesitarás el apoyo de una empresa de noticias dedicada a gastar dinero en historias verdaderamente importantes, y con Reveal eso es precisamente lo que Trey tiene, al igual que Rezendes y sus colegas disfrutaron del respaldo total del Boston Globe.

El legado

Uno de los objetivos clave del evento fue iniciar una conversación sobre el abuso infantil que hasta ahora ha sido prácticamente silenciada, con una Watchtower aparentemente capaz de salirse con la suya en casi todo; incluyendo la negativa a las decisiones judiciales y desafiar las recomendaciones de la Comisión Real Australiana.

Abogados, sobrevivientes, activistas y periodistas fueron llevados a una sala para discutir el núcleo de una estrategia dirigida a proteger a los niños testigos de Jehová y aumentar la concienciación. Había incluso un representante de la Comisión de la Caridad de Inglaterra y Gales disponible, aunque puramente en calidad de observador (quise darle las gracias por asistir, aunque me siento escéptico de que la Comisión de Caridad pueda interceder de manera significativa incluso si lo desea, pues el parlamento no le ha dado el poder de revocar la condición de beneficencia).

A medida que el evento llegaba a su fin, había señales prometedoras de que el objetivo de Reveal ya se había cumplido al menos parcialmente. La BBC había enviado a un puñado de personal para seguir el programa, y uno de ellos, un productor, se puso de pie para decirles a los asistentes lo sorprendido que estaba, junto con sus colegas, ante la información que se había presentado.

El productor reveló que ya habían decidido cubrir el evento en una emisión para Radio 4, que se transmitirá en los próximos días, pero estaban tan atónitos con las presentaciones que estaban metiendo prisa para que la información se presentara en un "Special Newsnight" (para la televisión nacional).

Queda por ver si esta exposición en televisión se materializa en las próximas semanas pero, aún así, fue alentador ver Radio 4 cubrir algunas de las principales historias del evento tal y como se prometió.
Lo que Reveal había hecho esencialmente al organizar esta conferencia (debo decir que en asociación con el bufete de abogados británico Bolt Burdon Kemp) era tomar toda la información pertinente y las principales voces sobre el mal manejo de la Watchtower del abuso infantil, y servirlo en un plato con todos los adornos. Cuando el problema se explica de una manera tan completa y convincente, aquellos en posiciones de poder y autoridad no pueden dejar de tomar nota. En ese sentido, espero que la cobertura de la BBC sea sólo el comienzo.

Aparte de la sensibilización, el verdadero triunfo de esta reunión radicó en la apertura de oportunidades de trabajo en red; nuevos lazos forjados entre activistas y abogados, sobrevivientes y periodistas, que seguirán produciendo resultados en los próximos años.

La época de la Watchtower encubriendo el abuso infantil impunemente ya ha quedado atrás. Este movimiento no sólo ha comenzado, sino que está bien avanzado, sofisticado y madurado. Se comparte la información y las estrategias se están perfeccionando. Los próximos años no parecen muy prometedores para el Cuerpo Gobernante si continúan renunciando a su deber hacia los niños.

De hecho, ya podemos ver en breve a los miembros del Cuerpo Gobernante situarse en el banquillo de los acusados para dar cuenta de su terquedad. Incluso cuando llegue ese día, todavía habrá mucho trabajo a posteriori. Pero aquellos entre nosotros que se preocupan por la protección de los niños, pueden al menos poner el corazón en saber que los “no testigos”, los "forasteros" mundanos se han dado cuenta y, como esta conferencia ha demostrado claramente, están ocupados haciendo algo al respecto.

(Con la colaboración de James Bann)

Publicar un comentario