Síguenos por e-mail

miércoles, 8 de marzo de 2017

Por qué dejar de ser víctima al salir JW

(*) ¿Cómo, por ejemplo, puedes replantear la situación (el "qué es") en una oportunidad de presencia y curación? Honrando tu vida tal y como se presenta, que también es una manera excelente para evitar quedar atascado en la posición de víctima. 


Elizabeth Kübler-Ross dice, "apuntamos a nuestras circunstancias infelices para racionalizar nuestros sentimientos negativos. Esta es la salida fácil. Después de todo, se necesita muy poco para sentirse víctima”.
Sí, si te atraparon en un culto, tú has sido definitivamente una víctima. Una vez fuera del culto, sintiéndote bastante desorientad@ y perdid@ por un tiempo, el verte a ti mism@ como víctima de la organización Watchtower puede ser una de las pocas cosas sólidas a las que aferrarte. Está en la naturaleza humana el aferrarse a puntos de vista o posturas que nos ayudan a identificar dónde estamos en el mundo, incluso si pueden ser contraproducentes. Pero ahora, en este momento, tienes la elección de seguir o no pensando en ti mismo como una víctima de la Watchtower. Cuando seas capaz, trata de cambiar tu postura de la victimización a la postura de ser libre, independiente y capaz. 

Tich Nhat Hanh dice: "La gente tiene dificultades para dejar de sufrir. Por temor a lo desconocido, prefieren el sufrimiento que es familiar”.
Mientras que preferir nuestro sufrimiento y ser la víctima eterna de cualquier persona o cosa puede ser engañosamente tranquilizador por un tiempo, más adelante puede llegar a ser agotador, desanimador y nunca será toda la verdad de quién eres.
Una manera de reconocer que estás atrapad@ en el papel de víctima es cuando te das cuenta de que estás sintiendo mucha autocompasión. La autocompasión es una seducción y deslizamiento hacia la impotencia y la depresión. Invariablemente, una persona apegada a una mentalidad de víctima está viendo la vida a través del prisma de su niño interior. Si te encuentras diciendo "no es justo” muchas veces, has de saber que esa frase a menudo es señal de que tu vida se está acercando a la de un niño centrado en sí mismo.

Idealmente, tú quieres acercarte a tu nueva vida fuera del culto desde una postura adulta centrada y fundada, y no desde el punto de vista de un niño. Cuanto más prolongues tu resentimiento de la Organización que abusó de ti, mientras más tiempo permanezcas preocupado con ellos, más tiempo van a dominar tu vida y más probable será que acabes apático o deprimido. El objetivo es dar parte, nombrar y llorar las pérdidas para dar tiempo a tus heridas a sanar, y avanzar para construir una nueva vida. Sólo tú puedes hacer esto. 

Irvin D. Yalom dice, “uno es siempre responsable de la actitud que asume hacia su carga” (Psicocoterapia Existencial, pág 275). Por lo tanto, asume la responsabilidad de tu punto de vista y la postura hacia la vida, y niégate a adoptar la actitud de que eres víctima de la Sociedad Watchtower.

(*) Basado en “Exiting the JW cult” (Bonnie Zieman)
Publicar un comentario