Síguenos por e-mail

jueves, 2 de marzo de 2017

"La verdad" que se lleva la vida "entera"

Cuando nos hicimos testigos de Jehová, la mayoría de nosotros estábamos completamente seguros de que conocíamos “la verdad”. Nos sentíamos privilegiados por gozar de semejante privilegio. Y es que el término “verdad” había cobrado en nuestras mentes un significado especial. ¿Por qué? Según la Biblia, el conocimiento de la verdad lleva asociado al menos dos magníficas recompensas, libertad (Juan 8:32) y vida eterna (Juan 17:3).


En un principio, conocer esto tuvo un efecto balsámico en nosotros. Sentíamos que por fin éramos libres y que nuestra perspectiva de futuro era inmejorable.
Además, pasamos a pertenecer a una “hermandad internacional” formada por personas que supuestamente amaban y vivían “la verdad”. ¡Qué reconfortante! Ya no podíamos ser más felices...

Aunque el inicio de la historia de un testigo de Jehová suene a cuento idílico, a menudo conduce a un triste final. 
Pero, ¿por qué caímos en la trampa? ¿Fue acaso por ignorancia moral o intelectual?
Podemos decir que no. Muchos testigos de Jehová son personas inteligentes y con valores.
El fallo estuvo en la necesidad emocional. Paradójicamente, nos dejamos llevar por nuestro corazón figurativo. Anhelábamos cosas buenas como la justicia, la paz, el amor, un paraíso…
Por otro lado, no nos sentíamos identificados con este mundo violento, materialista e inmoral. Todo esto hizo que aceptáramos "la verdad" de la Biblia… y acabáramos aceptando "la verdad" de la Watchtower… y, con ella, muchas premisas erróneas, como por ejemplo:

- Solo se pueden hallar amigos verdaderos dentro del “pueblo de Jehová”
Lo cierto es que siempre ha sido difícil hacer buenos amigos en cualquier ámbito. Parece que el concepto “el pueblo de Jehová” funciona como garantía de cantidad y calidad de amistades, lo cual es categóricamente falso. ¿Por qué? La amistad verdadera no puede ser condicional. Cuando uno deja de ser testigo de Jehová, incluso si se desasocia por razones de conciencia, se queda automáticamente sin amigos, y a veces hasta sin familia…

- El mundo entero yace en el poder del inicuo
Si el mundo entero yace en el poder del inicuo, ¿por qué la Sociedad Watchtower incluye todo en el "paquete mundo" excepto a ella misma? ¿Por qué tampoco incluye el dinero y los bienes inmuebles?...
Aparte, si bien es cierto que en el mundo abunda lo malo, no es menos cierto que hay muchas cosas buenas.

- Esto significa vida eterna…
La esperanza de la vida eterna no debería privarnos de la “vida entera”. Cuando nos hicimos testigos de Jehová solo dedicábamos algunas horas a estudiar y asistir a las reuniones. Con el tiempo algunos hasta acaban "sirviendo a tiempo completo” dando la “vida entera", sacrificando salud, intereses familiares y económicos en pro de una Organización pseudorreligiosa interesada.

¿Por qué aceptamos estas premisas? Probablemente por necesidad emocional. Sencillamente queríamos creer que esa era "la verdad".

Y ahora, ¿qué expectativa nos queda?

Recuerdo una vez predicando con un “hermano” apreciado, cuando le hice la siguiente pregunta: "Si tú no conocieras la verdad, ¿qué estarías haciendo?"
Él me contestó: "Aún la estaría buscando".

Ahora me doy cuenta del alcance de aquella respuesta, y es que el ser humano siempre debe seguir buscando la verdad. Pero sin que la necesidad emocional le traicione

Publicar un comentario