Síguenos por e-mail

miércoles, 9 de agosto de 2017

Catastrofismo y miedo (James Bann)


El catastrofismo y el miedo han sido siempre dos de las herramientas favoritas de la sociedad Watchtower para mantener bajo control y dirigir al rebaño en la dirección en que han querido. Para ello no han dudado en crear ilustraciones y escenarios catastrofistas vaticinando toda suerte de mal para la humanidad, apoyándonse y manipulando si era preciso informaciones sesgadas o hasta de dudosa credibilidad. Lo que coloquialmente llamaríamos agarrarse a un clavo ardiendo.

Lo hicieron en el pasado y lo vuelven a hacer en La Atalaya de estudio de Noviembre de 2017.

El articulo en cuestión se titula "Rechacemos la forma de pensar del mundo" en la página 20. Obviando los pésimos y superficiales argumentos de las cuatro primeras cuestiones planteadas en el articulo, pasamos directamente a la quinta, en la página 24, párrafo 14, donde menciona la última idea mundana que hay que rechazar, a saber "Que el hombre es capaz de resolver sus problemas".

En ese párrafo 14 hasta reconocen "algunos estudios indican que las guerras, la delincuencia, las enfermedades y la pobreza están disminuyendo" lo que claramente es muy inconveniente para sus pronósticos apocalípticos  y por tanto pasan a tratar de refutar todos y cada uno de esos avances tratando de demostrar que las cosas empeoran, no que mejoran.

Uno de esos informes puede verse aquí: 5 razones por las que 2013 fue el mejor año en la historia humana

Valga antes decir que al menos la humanidad si bien no ha resuelto todos estos problemas, lo intenta, que ya es más  de lo que la Watchtower y los Testigos de Jehová hacen por mejorar las condiciones de vida actuales en relación a esos aspectos.

En el párrafo 15, tras repetir esa obviedad de que no se ha acabado con la guerra, pasa a mencionar el número de refugiados, sí, refugiados, no muertos, parece que si de muertos tuvieran que hablar ya no les salen las cuentas a su favor, porque estas no han ido aumentando en comparación con las víctimas de las dos guerras mundiales y eso jugaría en su contra, así que pasamos de contar muertos a refugiados.

Pensemos que unas décadas antes esas personas quizás ni tendrían los medios de poder desplazarse, pero hoy sí pueden hacerlo, pero para su propósito, el de la Watchtower, parece que da lo mismo contar muertos que desplazados si sirve a sus fines de pintarlo todo negro.

Luego pasa a mencionar la delincuencia, menciona que cierto tipo de delitos han disminuido, baggg, eso no interesa, y recurre a los que han aumentado:
Los delitos informáticos, la violencia doméstica,  y el terrorismo.

Veamos sin que se nos escape la risa fácil, los delitos informáticos no es que hayan aumentado respecto al pasado, es que hasta hace relativamente poco no podían existir porque la era de la informática al alcance de todos es muy reciente, y los delitos en este campo sólo han podido surgir ahora. Por cierto de esto las profecías ni una mención.

La violencia doméstica es fácil entender que siempre ha existido, pero es en las últimas décadas que se está concienciando masivamente a la sociedad de este problema y se le está dando visibilidad y tratando de encontrar soluciones.

Y respecto al terrorismo, aunque el término es de nuevo cuño, en realidad este tipo de violencia durante muchos siglos siempre ha sido parte de cualquier guerra.

En cuanto a las enfermedades vuelven a hacer un uso torticero de las cifras intentando magnificar el problema al decir: "Las enfermedades. Algunas están bajo control. Pero un informe del 2013 indicó que todos los años mueren nada menos que nueve millones de
personas menores de 60 años por enfermedades cardíacas o respiratorias, ataques cerebrales, cáncer y diabetes".

Veamos, según el informe antes mencionado, en 1950 la esperanza global de vida estaba en 47 años, mientras que en 2011 es de 70 años. De lo que se deduce que varias décadas antes a 2013, la mayoría de las personas morían antes de los sesenta años, no sólo nueve millones. Además es vergonzoso que la Watchtower trate de negar el patente progreso que ha habido en la medicina, el control y tratamiento de las enfermedades que como consecuencia ha elevado notablemente la esperanza de vida en nuestro tiempo.

Siguiendo en el párrafo 15, al final pasa a tratar el tema de la pobreza. Y espeta un escueto : "Según el Banco Mundial, la cantidad de personas que sufren de pobreza extrema ha aumentado en África de 280 millones en 1990 a 330 millones en el 2012".

¡Y se quedan tan anchos!. Desde luego lo de ponderar debidamente las cosas no va con ellos.
Animaría a todo Testigo de Jehová sensato a que vea el citado informe del banco mundial aquí: Mientras que la pobreza en África ha disminuido, el número de pobres ha aumentado

Cita: "Aunque los datos muestran que la participación de la población africana en la pobreza extrema disminuyó, aún persisten grandes problemas de pobreza, especialmente a la luz del rápido crecimiento demográfico de la región".


Según las últimas estimaciones del Banco Mundial, la proporción de africanos pobres se redujo del 56% en 1990 al 43% en 2012. El informe sostiene que la tasa de pobreza puede haber disminuido aún más si se toman en cuenta la calidad y la comparabilidad de los datos subyacentes. Sin embargo, debido al crecimiento de la población muchas más personas son pobres, dice el informe.
Es decir que hay más pobres debido al crecimiento demográfico, pero proporcionalmente se ha reducido de un 56% al 43%, nada menos que trece puntos.

Sería más justo dar todos los datos y no evidenciar ese sesgo interesado con el que la Watchtower los usa sabedor de  que sus confiados y atareados testigos no van a comprobarlos.

En el pasado es digno de mencionar como sucedió esto en el libro "La Verdad que lleva a vida eterna", apodado La Bomba Azul, que como veremos les explotó en la cara.




La primera edición de este libro data de 1968 y en su pág. 88, aparecía una cita del libro Famine-1975, en el que se presagiaban grandes hambrunas, anarquía, desorden social, dictaduras militares, inflación desenfrenada, e interrupciones en el transporte, y todo para 1975. Vamos, El Acabose.

Pero para llanto y crujir de dientes de la Organización eso no ocurrió. En su agarrarse a un clavo ardiendo con tal de fomentar el espíritu de urgencia y la inminencia del fin, cometieron el error de basarse en un libro, Famine 1975, del que encontramos esta referencia en Wikipedia: "El argumento del libro resultó falso. A través de políticas de distribución pública de alimentos y programas de trabajo por alimentos, así como el uso de tecnología y semillas híbridas para aumentar la producción de alimentos -la Revolución Verde- la situación cambió drásticamente durante las últimas décadas del siglo XX"

Es por eso que en la edición del libro "La verdad que lleva a vida eterna", edición de 1981 ya no aparece la cita. La bomba azul quedó en un globo pinchado.

Ref. 
Famine_1975! La decisión de América: ¿Quién sobrevivirá?
Dan Gardner



Publicar un comentario